¿Orgasmos con DRM?

La Gestión de derechos digitales o DRM (sigla en inglés de digital rights management) es un término genérico que se refiere a las tecnologías de control de acceso usada por editoriales y dueños de derechos de autor para limitar el uso de medios o dispositivos digitales. También se puede referir a las restricciones asociadas a instancias específicas de obras digitales o dispositivos. Los DRM se traslapan con la protección de copia de software hasta cierto punto, aunque, el término DRM es generalmente aplicado a medios creativos (música, películas, etc.) mientras que el término “protección de copia” tiende a referirse a los mecanismos de protección de copia en software computacional. (Fuente: Wikipedia).

De manera general, los DRM son sistemas que intentan restringir la manera como se usa un contenido digital que es adquirido por una persona, evitando la posibilidad de copiar, prestar o compartir dichos contenidos. Cuando compramos un libro en papel, por ejemplo, ese libro se convierte en nuestra propiedad, y si queremos venderlo, regalarlo o prestárselo a un amigo, estamos en nuestro derecho y (técnicamente) nada nos impide el poder hacerlo. Sin embargo, en el caso de los libros digitales, la música o la mayoría de los contenidos multimedia, los DRM evitan que dichos archivos puedan ser trasladados o reproducidos en otros equipos que no sean los de la persona que los compró en primer lugar.

La implementación de tales tecnologías ha traído consigo la aparición de multitudes de detractores, y aún a pesar de los esfuerzos de sus defensores, al parecer la mayoría de los sistemas DRM han sido eludidos de alguna manera u otra.

Ahora bien, como escritor de ciencia ficción me resulta inevitable reflexionar sobre el tema de los DRM e imaginar realidades alternativas en donde tecnologías semejantes pudieran extenderse hasta niveles insospechados.

Hoy en día, muchos libros digitales o canciones compradas en línea sólo puede ser disfrutadas en los dispositivos reproductores de medios que pertenecen al dueño o comprador. Si vamos un poco más allá, podríamos aplicar técnicas similares a los propios dispositivos. De esta manera, por ejemplo, un teléfono celular con DRM sólo podría realizar llamadas o enviar mensajes de texto si quien lo usa es su legítimo dueño (suponiendo la existencia de algun tipo de tecnología de sensores o implantes que detecten y reconozcan al usuario, como el RFID o el NFC). De la misma forma podríamos imaginar vehículos con DRM que únicamente enciendan si quien está al volante es su dueño. Tanto para el caso de los teléfonos celulares como para los vehículos, esos sistemas servirían como excelentes métodos antirrobo.

¿Pero y qué si..? Quienes conocen y escriben ciencia ficción, saben que la expresión y qué si (What if?, en inglés) es una de las maneras más empleadas para desarrollar ideas y conceptos en el género.

Valiéndome de esto, no se me hizo muy difícil plantear el siguiente escenario distópico: en un futuro no muy lejano, impulsado por los gobiernos del mundo y las empresas transnacionales, los DRM están presentes en cada aspecto de la sociedad humana. La cultura, el entretenimiento, e inclusive la salud están controladas por sistemas de gestión de derechos. Como cabría esperar, el matrimonio y el sexo no son la excepción: en este mundo hipotético las tecnologías de los DRM han avanzado a tal punto que, tras contraer matrimonio una pareja, el hombre sólo será capaz de experimentar una erección si está en presencia de su esposa, y por otro lado la mujer sólo podrá tener orgasmos si es con su legítimo esposo con quien tiene sexo.

Imaginen, por un instante, un mundo como el que he descrito, en donde hasta los orgasmos tuvieran DRM…

Anuncios

One Response to ¿Orgasmos con DRM?

  1. No estaría mal si a cambio de ello te garantizaran un nivel mínimo de calidad en los encuentros sexuales, jajaja…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: